Loading...
Buscar

Después del diagnóstico, mi neurólogo me dijo que podría llevar una vida normal. Con el tiempo, no es una mentira, pero es una verdad a medias. Sobre este tema, he cambiado mucho de opinión. Al principio tenía una visión más idealista de lo que iba a ser mi vida, en plan tu-puedes-con-todo y se ha ido transformando a una versión más realista con mis circunstancias.

Soy consciente de que se ha avanzado mucho en los tratamientos y la evolución de la enfermedad. Pero la esclerosis múltiple sigue siendo degenerativa y sin cura. Aventurarse con esa frase, me parece un poco osado. Además, teniendo en cuenta, que esos primeros momentos después del diagnóstico, mides y memorizas cada palabra de los médicos, como si te fuese la vida en ello.

¿Qué significa tener una vida normal?

Habría que definir qué es «una vida normal», porque puede que sea diferente para cada persona. Para mí, sería lo que hace la mayoría de la gente, es decir, lo que hacen las personas de mi alrededor, poder seguir su ritmo, hacer todas las actividades que ellos hacen, llevar a cabo lo más básico. Ellos también tienen sus problemas, pero trabajan, salen, entran y no están pendientes de una compañera de vida como la esclerosis múltiple, que no ayuda, pone infinitos obstáculos y dificulta en muchos ámbitos de la vida.

Según mi descripción anterior, en mi caso, no tengo la mismas condiciones. Trabajo media jornada porque mi cuerpo no da para más (y gracias), me tengo que quedar en casa a descansar, tengo que planificar las salidas, gestionar mi energía, conciliar visitas al hospital, no puedo estar mucho de pie, no puedo jugar a todos los juegos con mis hijos, etc… En definitiva, la esclerosis múltiple condiciona (y ha condicionado) mucho mi vida.

Mi vida no es normal

Por eso, mi vida no es tan normal como la vida de los demás, lo es, a medias. No es mejor ni peor, acepto la que es y me adapto a ella. Pero reconozco que hay muchas cosas que no hago, por diferentes motivos como mi propia salud. Incluso, otras cosas que hago entran en los cánones de una vida normal, pero que no son realizadas como la mayoría de las personas. Aunque para mí, todo lo anterior sea lo habitual y el pan de cada día.

En su día, esa frase me sirvió para minimizar la EM, y luego la realidad me fue poniendo en su sitio. Actualmente, no concibo esa idea romántica de la enfermedad, no todos somos capaces de hacer lo mismo. En mayor, o menor medida, convivimos con sus síntomas, secuelas y discapacidad. La EM, es una enfermedad que parece que está cambiando su evolución pero que todavía no está controlada y sigue causando muchas dificultades en las personas que la padecen.

Entonces, ¿qué dirías?

Según mi experiencia, la verdad. Que no se sabe, habrá cosas que pueda hacer, habrá otras que no, y otras, que cambiará la forma de hacerlas.

En su día, me sentí muy decepcionada con esta frase. Creo que es mejor, una realidad que se puede aceptar con el tiempo, que otra que puede llevarte a desilusiones, también con el tiempo. Soy feliz con la vida que tengo, pero la esclerosis múltiple me ha puesto muchos obstáculos que ojalá no hubiese tenido que pasar.


Me gustaría saber tu opinión sobre este tema. Me parece muy enriquecedor conocer las perspectivas de los demás, me hacen reflexionar. ¡Gracias!

36 Replies to “Tengo EM, ¿podré llevar una vida normal?”

  1. Gissell Gomez Tavarez says: 22/09/2019 at 20:46

    Ya tampoco creo en eso de vida normal, yo al menos no la llevo así. Me inyecto el interferon 3 veces a la semana y duro 4 días de esa semana mal y con tanto dolor que si no fuera por mis hijos no me levanto de la cama. Trato de hacer tanto como puedo pero cuesta. Ahora estoy con un proceso de náuseas que no me deja comer y no se si es por los medicamentos o la enfermedad porque ya no se cual es peor si el remedio o la enfermedad. Asi que no. Te venden eso de normal pero no somos normales.

    1. Karla says: 30/07/2021 at 23:25

      Vida normal para nada en lo personal pienzo asta para ir a un dia de campo por que me da miedo que mis piernas se pongan tontas pesadas como siempre lo hacen y mi cerebro se pone todo estupido que no puedo ni pensar bien las cosas Maldita enfermedad la odio la detestoooooo . bueno ya me desahoge un poco ahora a seguir luchando lo doble no queda de otra saludos a todos

  2. Maria Fuentes says: 22/09/2019 at 20:51

    Estoy de acuerdo contigo Paula. Los que podemos llevar una vida «casi normal», la hemos normalizado para nosotros, pero no es la vida que nos pensamos, la hemos adaptado. Aparte de la discapacidad que cada uno tengamos, es un trabajo añadido planificar tanto para sacar más partido a la vida.

  3. Luisa says: 22/09/2019 at 21:43

    De vida normal, poco. La hemos normalizado nosotros, hemos hecho concesiones, a veces dolorosas, para que todo cuadre y sea llevadero. Aún así, seguro que damos gracias por los buenos momentos y por que todo no sea peor, yo al menos l8 hago. Hay que desdramatizar pero también «desromantizar». La actitud positiva hace mucho, pero si creemos que no va a haber cambios, nos frustraremos mucho más de lo necesario, y va a ser contraproducente. Por eso, muchas gracias por tus artículos, siempre realistas. 🙂 Un abrazo.

    1. Martina says: 23/09/2019 at 08:48

      No es una vida normal,la normalizamos. Cambia mucho,pq tienes q organizarlo casi todo para optimizar la energía y si un dia te sientes bien y no te miras mucho,luego un dia o mas para recuperar. Pero no nos queda otra

  4. Eva says: 22/09/2019 at 21:46

    Eso que te dicen los neurólogos de «vida normal» lo has descrito muy bien con la verdad a medias. Cuando ellos lo hacen para motivarte, para no asustar… cuando va pasando el tiempo lo sientes un timo. Yo tengo días con vida normal pero otros no. Ahí entran en juego los miles de síntomas invisibles, que mucha gente no entiende y que tratamos de disimular para que no nos llamen exageradas.

    1. Lola says: 18/11/2019 at 18:12

      Hola chicas, yo también estoy en vuestro club, esto es muy deprimente, porque a mi… En mi caso mi familia no sabe nada, excepto mi marido, no quiero hacerles daño, les digo que me esta mirando el traumatologo por una hernia discal. Yo también tengo hijos 3 y 9 años, tampoco saben nada, mi hija me dice que soy una aburrida, porque no salgo a pasear como las otras madres y en cuanto a mi hijo deme cae el alma cuando quiere que chutemos la pelota y yo no puedo.. En cuanto la neuróloga la ubica solución para ella es darme antidepresivos, la pierna derecha la llevo a rastras, me duele mucho el omóplato derecho y a ella solo le preocupa que la medicación no me afecte al hígado, le he dicho que me cambie la medicación y que me de fampyra pero no quiere, cada día estoy peor.
      Como me parece haber dicho antes no comprenden todos nuestros síntomas, me duele por todo… Y si es algo que no tiene nada que ver con la em? Ya nos han puesto el apellido.
      También me estoy gastando un dineral en terapias alternativas pero de momento nada, si habéis probado algo, os ha ido bien?
      Espero que pronto salga algo que nos haga olvidar esta pesadilla

      1. Alberto says: 16/02/2021 at 01:55

        Buenas noches Lola;
        Por desgracia yo también tengo problemas con los pies y las manos y estoy un poquito hundido por la vida que nos ha tocado vivir.
        La gente no entiende que esto es una cárcel cruel que nos encierra en las peores pesadillas que uno puede tener.
        Dolor, no sentir, quemazón, torpeza, problemas digestivos, etc.

        Como has preguntado si sabíamos de algo que nos fuera bien con el dolor, quiero comentarte que a mí por tener quemazón y dolor en el brazo me recetaron gabapentina y me ha ido muy bien.
        Alguna vez siento algo de quemazón pero rara vez.
        Espero que te pueda ayudar mi comentario y mucho animo a todo el mundo.

  5. Montse says: 22/09/2019 at 21:59

    «Una vida normal”»
    Depende de la persona.
    Seguro que hay personas con EM que continuan haciendo lo que hacían antes de ser diagnosticadas.
    Yo, pasé los cinco primeros años, haciendo lo mismo que antes. Pero a partir de ese momento, mi cuerpo comenzó a pedirme más tranquilidad y menos esfuerzos.
    Al principio no quería reconocerlo, pero el tiempo y la EM se han encargado de ir reorganizando mi vida.
    Me vi obligada a dejar mi trabajo, yo quería seguir, pero mi cuerpo no me dejó. Me encontraba mal, tanto física como anímicamente.
    La decisión fué dura, pero ahora estoy segura que fué lo mejor.
    Ahora llevo «una vida normal», ajustada a mis posibilidades.
    Planifico todos mis momentos en función de el tiempo, el esfuerzo y las personas con quién voy a compartir el día a día.
    Y no es que me queje, por ello.
    Soy una persona muy positiva, y después de pasar un año muy malo en el 2015, aprendí que me puedo permitir ciertas licencias, sin sentirme culpable.
    He de reconocer que tengo la gran suerte de contar con mi marido y mi hija. Y que sin ellos este camino, no sería tan llevadero.
    Las amistades cambiaron hace tiempo. Pero he de decir que la EM ha traído grandes personas a mi vida también ( no todo va a ser malo).
    Si, esto es un vida normal…..si, tengo una normal.

  6. Rosa says: 22/09/2019 at 23:01

    Normal, normal, no lo creo. Es algo en lo que pienso con cierta frecuencia. A veces me pregunto si lo que siento, ese cansancio o esos dolores son normales para otras personas sin EM, bien sea por edad o condición física. Es confuso. Tengo 42 años y definitivamente eso de administrar la energía a veces hasta para tareas tan simples como lavarme el cabello no se siente muy normal que digamos. Otras veces parece que sí se puede y así vamos Un saludo, Paula.

  7. Laura says: 22/09/2019 at 23:40

    Nunca será como antes… Nunca será normal como si no tuviéramos nada, ni en nada nos afectara. Habra momentos que quizás me olvide o no piense en ella, pero la EM siempre esta ahí, y aunque otros no la vean, o aveces no querramos verla, no se puede ignorar. Creo que muchos médicos vieron el antes de la enfermedad, cuando no había casi nada para hacer por un paciente, que iba camino a la silla de ruedas de seguro… En comparación hoy en día ante diversidad de tratamientos, y tener mucho para ayudar al paciente, lo catalogan como vida normal. Y si bien es cierto que es un panorama mucho mejor que el anterior, tampoco es normal….Normal será el día que haya una respuesta al origen y a la cura de la enfermedad…..Cuando un medicamento para remielinizar sea algo comun de poder recetar… Mientras tanto esta sera una vida de lucha, superacion, aceptacion y esperanza, pero no una vida tan normal. 🙂

    1. Edgard Madrid says: 20/12/2020 at 04:36

      Yo tengo 23 años y también me han diagnosticado hace 5 meses i

      1. Eva says: 03/03/2022 at 13:43

        Hola! Hace mucho desde que comentasteis, pero yo me acabo de topar con el blog. Me diagnosticaron hace casi un mes y llevo soportando los síntomas desde hace 3 años, sin saber lo que los causaba (tengo casi 25 años). Como me dieron corticoides ahora mismo estoy bien, puedo moverme, puedo hacer de todo. Pero temo el día en que la enfermedad avance, la verdad. Quiero pensar que no pasará, pero me estaría engañando, eso seguro. Cómo lo lleváis hoy por hoy?

        1. Barbara says: 11/04/2022 at 00:54

          Hola Eva cuéntame háblame de tu caso, yo estoy con la segunda ronda de exámenes , tengo mucho miedo quisiera platicar con alguien al respecto

  8. Carmen Marín says: 22/09/2019 at 23:42

    Queremos parecer normales, pero día día los dolores que tengo en mi pierna, en mi costado y los reflejos que me dan ebmn mis ojos de mi neuritis, me ha e pensar que no puedo llevar una vida normal. Hoy hace 4 años que me diagnosticaron… Hoy no es un buen día para mí! Vaya día de emociones encontradas. No nos queda otra que no rendirnos.Animo

  9. Nacho says: 23/09/2019 at 00:07

    Estoy muy se acuerdo y te parafraseo en que tenemos que ser felices con la vida que tenemos. ¿ Qué es normal? Cierto es que no todos tenemos las mismas capacidades, nuestro hándicap es tener esclerosis múltiple.
    Puede correr todo el mundo una maratón? O estudiar una ingeniería?
    Luchemos en nuestro día a día!
    Un saludo y gracias.

    Nacho, 29 años.

  10. Maria salazar says: 23/09/2019 at 00:13

    Tengo el diagnostico desde hace tres meses y hasta el dia de hoy mi vida esta siendo un sin parar de recaidas con un monton de pruebas e ingresos en los que parecco un conegillo de indias probando una vacuca ahora otra porque la primera no funciona biem .Mi vida no es normal

  11. Reyes says: 23/09/2019 at 01:09

    Que identificada me he sentido. Yo nunca he tenido dolores, pero llevo mucho tiempo con dolor de cadera, me han hecho de todo y no me ven nada pero a mí me sigue doliendo. El neurólogo me dice que no es por la enfermedad pero es en el lado izquierdo que es el que tengo afectado. Mi vida como la de todos nosotros no es normal. Llevo 11 años diagnosticada y cada día al despertar pienso. ¿Hoy me tocará el día bueno? Gracias a que soy positiva lo llevo mejor. Pero vida normal nunca más será. Gracias por escribir, me encanta leerte porque eres muy realista. Un abrazo

  12. Salvador Fuentes says: 23/09/2019 at 01:36

    Normal, mmmm…no es. O sí. En este caso, está claro que no tengo la misma capacidad para realizar lo que hacía antes. Tengo 39 años. Han pasado ya 18 años e intento hacer todo lo que pueda. Somos un@s superheroes, cada día una aventura nueva, y aprendemos a cómo superarla. Un abrazo.

    1. Maria says: 08/07/2020 at 14:47

      Tenías 21 años Salvador, la edad de mi hijo, está recién diagnosticado, es estudiante de Medicina. Esta siendo más difícil para mi como madre asimililarlo. Tengo mucho miedo. Bendiciones a todos.

  13. Inés Fodrini says: 23/09/2019 at 01:53

    Hola vida normal no tengo. Llevo bastante bien esto de convivir con EM pero mi vida no es normal. Tengo que convivir con dolores físicos,cansancio. Hay días en que no puedo moverme y otros en que estoy muy bien. Vivo el día a día… Tengo otros tiempos que ya no son los de mi antigua vida.

  14. _jm says: 23/09/2019 at 15:54

    Uff… La verdad es que mi experiencia dista un poco de la mayoría de comentarios que leo. Yo llevo diagnosticado desde diciembre de 2018, a raíz de una parestesia en la cara que sufrí en verano (un brote); hasta entonces nunca había notado nada raro.

    El brote pasó en pocas semanas y unos meses después me diagnosticaron EMRR y me pusieron tratamiento (Tecfidera). Más allá de cierta pesadez de piernas a última hora del día no he notado gran cosa. Sigo haciendo la misma vida (tengo 45 años y trabajo, hago deporte, estudio una carrera y tengo niños), y aparte de que mi estado de forma física es algo inferior al de antes no he notado mayor impedimento.

    Lo cierto es que tengo miedo, miedo a que cualquier día mi calidad de vida se desplome. Estoy intentando aprender a disfrutar del día a día mientras me encuentre bien y a estar preparado para el momento en que eso deje de ser así. Cuando ocurra espero ser capaz de adaptarme a las circunstancias, aunque seguro que no será fácil.

    Respondiendo a la pregunta, mi vida es ahora casi completamente normal, aunque con miedo a que deje de serlo. ¡Un abrazo y mucho ánimo para todos y todas!

  15. Victor Sanchez says: 23/09/2019 at 17:50

    Hola muchachada.
    Para mi llevar una vida normal es cómprala con mi vida anterior al diagnóstico, ni mas ni menos.

    Que cosas no puedo realizar ahora, pues cuál cualquier tipo de exceso, tengo que ir una vez cada 4 semanas a por la infusión, odio el verano y tengo que dosificarme.
    Por lo demás mi vida creo que es normal, con las preocupaciones normales de todo hijo de vecino e intento que la “bicha” no sea el eje de mi vida, si lo son mi mujer y mi hijo y ellos como diría Ramon Arroyo si han elegido tener EM.
    Victor 44 años 6 con síntomas y 1 de diagnóstico.
    Mucha fuerza chicos!!

    1. Carmen says: 29/03/2021 at 03:47

      Hola a todos y todas
      Tengo 53 años y me diagnosticaron de EM hace 4 meses , lo más alucinante es que parece ser que llevo con esta enfermedad más de 7 años !!!!! Y yo sin darme cuenta
      Mi vida no es normal , recién ahora estoy aceptando la enfermedad pero pedí ayuda eso es importante ( psicóloga) y como decís está enfermedad es mi compañera de vida hay días que es un amor y me cae muy bien y hay días que la partiría la cara
      En fin ánimo a todos !!!! Aprenderemos a vivir con la EM

  16. Omar Sharaf says: 23/09/2019 at 18:44

    Sinceramente? No, creo que mi vida no es para nada normal. Aunque no sé exactamente qué es a lo que se puede llamar vida normal, y si este tipo de vida es la que a todos nos gustaría tener. Creo que en mi caso la EM me impiden hacer muchas de las cosas que antes hacía, pero creo que me ha enseñado a valorar a disfrutar y a hacer , muchísimas más cosas de las que antes si podía hacer y por el ritmo de vida no hacía. efectivamente tener esta enfermedad no es lo mejor , pero en nuestras manos está encontrar lo mejor de tener esta enfermedad que nosotros no hemos elegido. Vida normal? no, pero quién quiere una vida normal? Yo al menos no la quiero

  17. Cristina Rodríguez says: 23/09/2019 at 22:53

    Normal, no. Lo cual no implica que haya de ser mala, ni regular, ni mejor ni peor que otras vidas. Pero normal no es la palabra que yo asociaría a vivir con EM.

  18. Maria Monica says: 25/09/2019 at 21:13

    Mi vida no es como antes del diagnostico, los síntomas empezaron en 2010 y el diagnostico con tratamiento en 2016
    La discapacidad que tengo es debilidad en todo el lado izquierdo con dificultades al caminar, uso interferon una vez a la semana y al día siguiente me quedo en casa, los otros días trabajo medio tiempo y en las tardes hago natacion y fisioterapia
    Te vas adaptando poco a poco a tu nueva vida, pero no es ni sera normal nunca mas
    Gracias Paula porque he aprendido mucho leyendo tus artículos

  19. PILAR says: 28/09/2019 at 22:20

    Yo creo que mi vida no es «normal», nada que ver con mi vida anterior. Llevo con la enfermedad muchos años pero con síntomas leves que achacaba a otras cosas y algún brote con secuela pero con el trabajo, viajes, la casa, los niños, no tenía tiempo de pararme a pensar en mí y la mayoría del tiempo me automedicaba. Solo iba al médico cuando tenía algún dolor insoportable o espasmo fuerte que me trataban con el típico pinchazo para el dolor, relajante muscular y poco más, me acostumbré a vivir así.
    Desde que me diagnosticaron empezaron a venir muchos síntomas seguidos y un par de brotes, lo que produjo que ya no pudiera trabajar y ni llevar mi vida anterior.
    Ahora intento llevar una vida medio normal pero esta «normalidad» que busco no es ni de lejos la anterior.
    Ahora me conformaría con poder llevar y recoger a mi hijo del cole y que me quede energía para poder hacer yo la comida. Y si además tuviera cabeza para ayudar a los dos a hacer los deberes lo celebraría. Los dolores ni los tengo en cuenta pq ya los tenía de antes aunque ahora son perennes y pago muy caro el hacer algo más de lo que acabo de comentar. Ninguna tarea de la casa, lavarme el pelo me cuesta mucho aunque ahora la gente me ve mejor aspecto pq voy de peluquería (la necesidad) …
    Hoy es mi segundo día con bastón y me alivia bastante, sentí libertad al llevarlo, sin embargo aunque mi familia se alegra de que yo me sienta mejor, ellos no querían que lo llevara, creo que mi entorno no lleva la EM muy bien, por el cambio tan grande de vida.
    En fin, ésta es mi historia y mi vida claramente no es normal.

    1. Ana says: 07/02/2022 at 15:01

      Hola, hay alguien en el blog que tenga EM pero solo con lesion medular? Me diagnosricaron un foco de mielitis cervical hace 1 año, me han hecho una resonancia de revision y vuelve a haber otra lesion activa. Estoy a la espera de la cita de la neurologa pero mis sintomas estan empeorando, tengo calambres en las piernas y brazos. Hormigueos en los dedos de los pies y de las manos. Calmbres desde la nuca hasta la columna y los brazos( lo llamado signo de lhermite o algo asi) neuralgia del trigemino, etc.. Todo lo q ya sabeis…actualmente tomo carbamazepina y adiro.
      Las pruebas de lcr, bandas oligoclonales y potenciales evocados salieron negativas hace un año, La incertidumbre de no saber desespera… Y mas cuando hay lesion medular y no sabes lo que viene detras.
      Un saludo.

  20. caridad says: 29/09/2019 at 10:23

    Para mi convivir con esta enfermedad es una continua adaptación, vida normal al cien por cien no es, simplemente ver que puedes hacer frente el dia , a pesar de las consecuencias de la enfermedad, brotes, tratamiento, secuelas, dolores etc. ya te conformas y agradeces con ello. Yo llevo ya 15 años con esta enfermedad y ahora hacer frente a un nuevo tratamiento. Desde luego yo igual como hace 15 años antes de empezar con esta enfermedad no me veo.No me veo con las mismas fuerzas fisicas ni psicologicas. Tienes tus temporadas pero te aferras a lo que ea para seguir luchando y ante todo tener una aptitud positiva para seguir luchando. Desde luego sigue siendo una enfermedad desconocida , que muchos no entienden y muy impredecible.

  21. Isabel says: 01/10/2019 at 09:06

    Buenos días, tengo 47 años y estoy recién diagnosticada de EM (enero de 2019), con el primer brote me ingresaron comenzó el periplo de pruebas y llegó la sorpresa, creemos que tienes Esclerosis Múltiple. ¿Qué tengo qué?, menudo bofetón, y ni siquiera sé por dónde me ha venido. Mi vida no es igual ni de lejos, hay un antes y un después del diagnóstico, y puedo dar gracias que no tengo secuelas especialmente graves, no me ha afectado a la movilidad por ejemplo, tuve una neuritis óptica, pero desde enero vivo al límite de mis fuerzas, trabajo a turnos (soy policía), tengo dos hijos y una casa, y lo que más me entristece es la incomprensión de la gente, sobretodo de los compañeros cuando les dices que estás agotada y te contestan: pues tienes buena cara, no será para tanto. En fin, imagino que es el pan nuestro de cada día.
    Gracias Paula por este blog, nos ayuda mucho a darnos cuenta que no estam@s sol@s en esto.-

  22. Beatriz says: 07/10/2019 at 21:00

    Uuff pues la verdad es que de normal tiene más bien poco pero, creo que ya que no la hemos elegido y no sabemos si algún día le podremos decir adiós, lo mejor que podemos hacer es no rendirnos y no tomarnos los malos días como una batallas perdida.
    Al principio me frustraba,enfadaba y maldecía mi vida pero, ahora he decidido que si un día no puedo hacer algo, es porque ese día mi cuerpo quiere y necesita descansar.

  23. Valentina says: 24/10/2019 at 23:12

    Si comparo mi vida antes de la EM y después… y si no es normal. Deje de Hacer muchas cosas por la fatiga, el dolor del cuerpo, la pesadez en las piernas, pero hay que tratar de adaptarnos a lo que toca. Lo que realmente me afecta es no poder estar al 100 con mi familia como estaba. Hay organizarse, descansar y hacer las cosas que nos gustan.
    La verdad que tus palabras me llegaron…

  24. Ernesto says: 21/03/2020 at 00:38

    Hace apenas un día me acaban de diagnosticar Esclerosis múltiple, tengo 23 años y me cuesta pensar que toda esta enfermedad me estará condicionando que cosas puedo y que otras no puedo hacer, me es muy difícil aceptar que no llevare una vida relativamente normal como los chavos de mi edad, me he puesto a pensar en muchas cosas, he llorado, me siento frustrado, pero no me queda mas que esperar a comenzar un tratamiento y ver que mejoras puedo tener.

  25. Rocco says: 13/11/2020 at 01:04

    Hola a todos, yo acabo de ser diagnosticado hace 2 días y aún no tengo tratamiento (45 años)… Llevo casi 3 años viviendo con mareo-vertigo permanente y desde hace un par rigidez de muslos pero que no incapacitaban mi andar hasta hace unas 3 semanas que se volvió complicado por la rigidez de mis muslos y pantorrillas.

    El neurólogo me dice que podré llevar una vida normal, pero que es normal? Soy cinefotógrafo documentalista y mi vida es viajar y caminar todo el tiempo… Como podré hacerlo? Tengo miedo y ansiedad.

    ¿Algún consejo?
    Gracias de antemano y muchoo achee para todos..!

    1. Álvaro says: 22/11/2020 at 11:05

      Buen día a todos,

      Rocco, me pasa algo incapacitante para mi profesión como a tí. Soy fotoperiodista y nuestro trabajo es caminar y registrar. Fui diagnosticado en octubre pero aún no empecé un tratamiento… falta una confirmación de la punción lumbar, he tenido que vacunarme y hay que esperar un plazo para poder medicarte.

      Tengo 43 años y estoy mareado desde hace 7 meses, en Julio19 me atacó y este es mi segundo brote (aunque yo creo que el 2006 tuve uno, el primero) y no tengo síntomas nuevos, sólo parezco borracho desde la mañana. El objetivo de la medicación es modificar el curso de la enfermedad, no la puede curar ni es para aliviar sus secuelas.

      No sé hacia donde tirar, quizá reinventarme, cambiar mi equipo por el peso de todas maneras, quizá tengo buena reacción a la medicina y no tengo que reinventarme tanto. No sé pero ya tengo que ir pensando en un plan b y tú programando viajes, tienes que elegir la medicación que se ajuste.

      «Vida normal» es un eufemismo, está claro.

      Saludos

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.