Loading...
Buscar

Trabajar con esclerosis múltiple siempre me ha producido sentimientos encontrados, entre sus beneficios sociales y emocionales, y la sensación de estar consumiendo mi salud sin tener suficiente tiempo o energía para cuidarme. Después de la maternidad, estos sentimientos se han juntado con la culpa y la frustración que me provocan los malabares para conciliar familia-trabajo-enfermedad.

En esta enfermedad de las mil caras, habrá personas que la EM interfiera un poco en su trabajo, mucho, o que les impida trabajar. En este último caso, el estado debería apoyar a esas personas. Tampoco entiendo los prejuicios que a día de hoy existen sobre los trabajadores con esclerosis múltiple. Supongo que se deberá al desconocimiento de la enfermedad o a la poca conciencia social que existe. Un vez más, el mundo necesita más empatía.

Trabajar, o no trabajar

Mi percepción sobre este tema, varía según las circunstancias o según me encuentre en ese momento. Cuando estoy trabajando y me encuentro mal, todo son inconvenientes, y cuando no lo he estado haciendo, trabajar solo tiene ventajas. Me considero una afortunada por seguir haciéndolo, aunque solo me vea con fuerzas para afrontar media jornada. Siempre me he propuesto seguir hasta que pueda, pero también, me pregunto cómo me encontraría física y emocionalmente, si no lo hiciera.

Aspectos para gestionar la EM en el trabajo

Durante todos estos años he aprendido mucho sobre el trabajo y la esclerosis múltiple, la mayoría de las veces por las malas, pero a base de intentar, observarme y ese afán por mejorar, he ido probando ciertas recomendaciones que me gustaría compartir, y que luego cada uno, se las lleve a su terreno y circunstancias. Son aspectos que me han ayudado a trabajar con esclerosis múltiple y gestionar mis síntomas:

  1. Lo primero es tu salud: lo aprendí a base de brotes, no hay trabajo que valga más, que tu propia salud.
  2. Escucha a tu cuerpo, para cuando te mande señales: ignorar ciertos síntomas de advertencia no me ha servido de nada. ¿Me ha servido de algo seguir? Rotundamente no, únicamente para encontrarme peor. ¿Lo hubiese podido evitar con descanso? No lo sé, pero para la próxima descansaré antes, y luego, ya veremos.
  3. Encuentra un equilibrio entre el número de horas, fatiga y descanso: siempre que sea posible, descansa para intentar gestionar la fatiga que se va acumulando con el paso de las horas y el esfuerzo.
  4. Evita el estrés: esta circunstancia solo trae más problemas, es un desgaste continuo tanto físico como emocional. No podemos con todo, nadie puede, y hay que dejar unas cosas para poder hacer otras. No hay más.
  5. Prioriza: decide qué es lo más importante que tienes que hacer. El resto, puede esperar. Recuerda que no todo es prioritario.
  6. Cada persona lleva su ritmo, intenta no compararte.
  7. Aprovecha las horas que te encuentras mejor: utiliza esas horas para hacer lo que más esfuerzo requiera.
  8. Reserva las tareas más mecánicas para cuando te encuentres más cansado.
  9. Apunta todo: de esta forma podrás organizarte mejor y tendrás menos olvidos.
  10. Organízate: planifícate y organízate según lo anterior y las circunstancias de cada día.

Más sobre trabajo y EM

Mucho he escrito sobre el trabajo y la esclerosis múltiple, así que os dejo algunas entradas que os pueden resultar interesantes:

*Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

2 Replies to “10 consejos para gestionar la EM en el trabajo”

  1. Montse says: 30/04/2019 at 15:58

    Me siento tan identificada con este párrafo: «Mi percepción sobre este tema, varía según las circunstancias o según me encuentre en ese momento. Cuando estoy trabajando y me encuentro mal, todo son inconvenientes, y cuando no lo he estado haciendo, trabajar solo tiene ventajas. Me considero una afortunada por seguir haciéndolo, aunque solo me vea con fuerzas para afrontar media jornada. Siempre me he propuesto seguir hasta que pueda, pero también, me pregunto cómo me encontraría física y emocionalmente, si no lo hiciera»…
    A mí todavía me faltan tablas en el asunto, llevo 4 días como quién dice…pero estoy de acuerdo al 100% con tus 10 consejos, y algunos los aplico automáticamente (sin pensar) como la agenda, hacer lo que más esfuerzo requiere a primera hora… Otros en cambio, debería empezar a incorporarlos.

    1. Paula Bornachea says: 02/05/2019 at 12:53

      Espero haberte podido ayudar, ya me contarás qué tal te van si los aplicas o si has descubierto alguno más. Mucha fuerza!
      Paula B.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.