Loading...
Buscar

Que te diagnostiquen esclerosis múltiple es un palo, una faena, una vida diferente a lo que siempre había pensado y que no sabes cómo vivirla. No es agradable la convivencia con la enfermedad. Ni los miedos que te genera, ni los sentimientos, ni la forma en que pone tu vida patas arriba. Tampoco los procesos por los que hay que pasar tipo: medicación, secuelas, brotes, efectos secundarios, … Pero hay que afrontar la esclerosis múltiple, y todas sus consecuencias.

Si me diesen a elegir, la pegaría una patada para que se fuese lejos y no volviese. Pero no tuve elección. Yo no decidí tener esclerosis múltiple. Pero sí que he decidido la manera que quiero enfrentarme a ella. Especialmente después de pasar por un periodo de aceptación que sacó lo peor de mí. No me gustó esa versión de mi misma, no la quería en mi vida. Así que con ayuda, ganas y paciencia fui cambiando mi forma de pensar y mi manera de ser. La mía, que no es mejor, ni peor que otras, simplemente me sale, he decidido vivir así porque he querido. Sin auto-destruirme como hace años, relativizando, valorando los pequeños detalles, celebrando cada pequeño logro. Disfrutando los bonitos momentos, reponiéndome con la adversidad y quedándome con lo bueno, aunque se vaya aprendiendo con el tiempo.

Una carrera de fondo

Me voy adaptando a lo que venga, con la premisa de facilitarme mi propia vida sin dejar mis objetivos de lado. Buscando la forma que se ajusten a las circunstancias de cada época, a que encaje todo, priorizando y dejando todo lo malo a un lado. La esclerosis múltiple me ha proporcionado muchas cosas buenas, que quizá me hubiesen salido por otros derroteros, o quizá no. Pero la personalidad que me he ido labrando con el paso de los años, consecuencia de las circunstancias, situaciones y obstáculos vividos. Es muy diferente a cómo era antes del diagnóstico.

Soy de las que corren una carrera de fondo y van sorteando los obstáculos, de las que van lentas pero seguras y no tienen prisa. De las que no ganan, ni llegan a meta, de las que simplemente viven. Sobrellevo los síntomas, el dolor y las secuelas como puedo, como todos. Intentando que sea lo mejor posible, con mis trucos y con los de todos.

Afrontar la esclerosis múltiple

Se trata de actitud, ganas, fuerza, energía, creer en uno mismo, sacrificio, fuerza de voluntad, de analizar, compartir, llorar, reír, afrontar, priorizar, informarse, tropezarse, involucrase. Se trata de todo eso y más. También se trata de querer y no poder. Y también, de seguir hacia delante como nosotros queramos. Cada uno a nuestra manera, y de vivir por encima de todas las cosas, sin vencedores ni vencidos.

¿Y tú cómo afrontas tu esclerosis múltiple?

8 Replies to “Cómo decidí afrontar la esclerosis múltiple”

  1. Jurra says: 27/02/2017 at 09:44

    Bonito, bien escrito, lleno de buenas palabras y mejores intenciones, pero un poquito forzado, sobrehumano, quiza en un mundo ideal; sin otras personas, sin la jungla sin leyes que es la vida, sin tener en cuenta las leyes de Darwin de la evolución de las especies según la cual solo sobrevive y próspera el mas fuerte. Barreras arquitectónicas, y sobre todo las otras, laborales, sociales, mentales ajenas, falta absoluta de empatía, de piedad en el sentido clásico, de feroz competitividad, de falta de confianza en nosotros, de facilidades, adaptaciones, flexibilidad social, personal y laboral. Lo único que nos salva, y solo ello relativamente, es haber nacido en un lugar con asistencia médica y cierta cobertura social, mas bien escasa, y todo ello a cambio de vivir en una sociedad extremadamente competitiva y carísima, en la que no tiene cabida, comprensión ni perdón la debilidad, la discapacidad ni la enfermedad, mucho menos crónica, incapacitante y de por vida. Siento ser tan poco optimista.

    1. unadecadamil says: 01/03/2017 at 11:49

      No he dicho que fuese fácil, o que no fuese duro, o que no haya obstáculos que superar, o que nos cueste más, solo digo que la actitud a la hora de enfrentarse a todo eso que mencionas, es importante y la perspectiva cambia mucho.

  2. Enrique says: 27/02/2017 at 12:23

    Hola, yo creo que el punto de vista de Paula en este caso se acerca mucho a la realidad y por añadir algo, diré que no hay un estándar en la evolución del paciente a nivel psicológico ni físico porque somos diferentes a la hora de enfrentarnos a un problema como este o cualquier otro que surja a lo largo de la vida. No me gustan los mensajes derrotistas, pesimistas….., creo que nadie necesita eso.

  3. Laura says: 27/02/2017 at 22:25

    Hola!!, y como te encuentras. Cuales son tus secuelas? Yo estoy en un sinvivir pq no estoy diagnosticada pero mo se q me pasa

    1. unadecadamil says: 01/03/2017 at 11:47

      Hola, hay que tener paciencia, el diagnóstico es un protocolo que hay que cumplir y no siempre se presenta de la misma forma en todas las personas.

  4. Belén says: 28/02/2017 at 23:06

    la actitud es la base! 😉

  5. Raquel says: 01/03/2017 at 09:16

    Llevo cuatro años con la enfermedad, hace tiempo que me di cuenta que como dices, era algo que no había elegido pero no hay más remedio que lidiar con ello. La vida y la enfermedad se sobrellevan mejor con actitud positiva, al final es lo único que nos queda, llevarlo lo mejor posible. Creo que lo has explicado muy bien.

  6. Gary Martinez says: 07/09/2017 at 16:21

    Es así la aptitud es lo mas importante en este tipo de condición que para muchos es limitante, para otros es mas y quizás para otros sea muy limitante, ya tengo 07 anos diagnosticado y el camino trazado por esta condición no deja de tener espinas o como se dice en algunos casos, quizás un buen café no necesite de azúcar para conocer su verdadero sabor, es amargo pero hay que saberlo llevar, la EM a todos nos a cambiado la vida pero mientras uno tenga ganas de vivir hay que hacer lo que se pueda por vivir, ojo no es estar recipnado es dar de cada de nosotros lo mejor para seguir adelante .

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.