Loading...
Buscar

He pasado varios días conviviendo con una fatiga más intensa de lo habitual, provocada por tantos aspectos que me pierdo en encontrar una explicación, llega sin más, casi sin avisar, mientras tu mente te susurra «tendrás que adaptarte porque tu vida sigue, y las obligaciones también».

Sin ninguna duda, la obligación que más me cuesta llevar a cabo durante esa época es el trabajo. Me produce cierta angustia ir, cumplir con mi deber y volver a casa añadiendo el cansancio que produce trabajar, como cualquier persona. Me desgasta mucho vivir esa situación sin ninguna opción más que la de aguantarme y me asusta que todo ese engranaje falle en algún punto antes de volver a mi hogar.

La semana pasada tuve uno de esos días en los que me dio por pensar cuando estaba yendo a trabajar. El cuerpo me pesaba toneladas e iba reflexionando sobre la situación que estaba viviendo con fatiga, la incomprensión, los miedos de no saber hasta cuándo aguantará el cuerpo, el desconocimiento hacia este síntoma y el poco valor que se le da al esfuerzo que hacemos para ir a trabajar, estudiar o comprar el pan, entre un sinfín de actividades.

Además, mientras estaba andando, me preguntaba si alguna de las personas con las que me había cruzado durante este trayecto tendrían ese cansancio invisible y si sus sentimientos serían parecidos. Supuse que sí. Así que me surgió otra cuestión. Si tuviese la oportunidad en ese camino de cruzarme con otra persona en una situación muy parecida, ¿qué le hubiese dicho?

«¡Venga valiente, qué tu puedes!»

Eso le hubiese dicho. En ese pequeño cruce en el que te da tiempo a poco más que saludar, entre otras cosas porque no quería llegar tarde, le hubiese gritado esas palabras, le hubiese sonreído, le hubiese levantado los pulgares o los brazos sacando músculo como señal de fortaleza y seguidamente le hubiese dado un abrazo.

Como no me crucé con nadie me lo dije a mí misma, «¡venga Paula, qué tu puedes!», y así fue como me repetía esa frase una y otra vez, mientras me convencía que podía, me iba animando mientras comprobaba que la hora de irme a casa a descansar, estaba cada vez más cerca.

Y yo, os lo digo a vosotros, somos unos campeones por hacer lo que hacemos por pequeño que sea, porque requiere un gran esfuerzo y seguimos hacia delante a pesar de nuestras circunstancias. Tenedlo en cuenta siempre. «Venga valientes, qué vosotros podéis».

7 Replies to “¡Venga valiente, qué tu puedes!”

  1. Eterno optimista says: 19/12/2016 at 15:50

    AMÉN

    1. Sonia says: 19/12/2016 at 21:32

      ¡Hola! yo últimamente me siento más fatigada también, no sé si es la época o la enfermedad, pero como dices
      ¡Venga valiente, qué tu puedes!. Un saludo desde Caracas, Venezuela.
      Siempre leo tus escritos.

  2. Petra CB says: 19/12/2016 at 17:02

    Totalmente identificada… cada día…

    1. María Jesús says: 19/12/2016 at 18:26

      Expertos en conjugar el verbo: yo puedo, tú puedes…nosotros podemos 🙂 Pero ojo, que si un día no podemos, no pasa nada, parar antes de tener que ir a urgencias. Ya podremos otro día :))

      1. Enrique says: 19/12/2016 at 19:15

        Hay esfuerzos que puedo hacer, pero tengo que pensar cómo tendré el cuerpo mañana. Yo pienso siempre en esto porque no hay fueye para todo, si me compensa lo intento, aunque el palizón sea de órdago, y si no estoy para fiestas pues otra vez será.

  3. MERCEDES bartolomé pedraza says: 20/12/2016 at 10:44

    hola Paula y demas amigos,

    yo también me identifico totalmente y esa frase de que tu puedes es ya parte de mi. Pero con el tiempo también he adquirido otra y es: Tu puedes, pero ahora tomate un breve descanso y veras como después te sera mas facíl.
    Siempre que tengo la opción (procuro hacerlo) y estoy en esos días dificil intento ser condescendiente con mi cuerpo e intento darle algún respiro. A veces tras unos pocos minutos de relax, siento que funciona mejor. Cuidaos mucho!!!
    FELICES FIESTAS!!!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.