Loading...
Buscar
Flickr/Hey Paul Studios
Flickr/Hey Paul Studios

El ardor de estómago, es otro de los típicos síntomas de final del embarazo. Éste es un viejo conocido, conozco la manera de gestionarlo y gracias a la experiencia, ¡lo estoy llevando de maravilla!

En el año 2013 tomé mis últimos corticoides, fueron orales y pese al protector me sentaron bastante mal. Estuve tomando ibuprofeno durante cuatro años al menos tres veces por semana, para combatir el síndrome gripal que me provocaba la primera medicación. C on el tratamiento nuevo  empecé a tener dolores días después de la infusión, después según iban aumentando el número de dosis, mis dolores también, hasta que empecé a tomar protector regularmente. Y entonces mi estómago, obviamente, comenzó a resentirse.

Durante el año 2014, adelgacé mucho, había muchas comidas que me hacían daño y me mandaron al especialista. Pasaron seis meses hasta que me hicieron la gastroscopia y mientras tanto, fui aprendiendo qué es lo que me sentaba mejor y cómo debía comer. A base de buscar por Internet, de prueba y error, descubrí alimentos que me sentaban mal o que me costaba más digerir. Fui perfilando mi dieta y mi manera de comer, a poquitos pero muchas veces al día, y más o menos conseguí controlar los ardores. También hallé en la infusión de jengibre con miel un gran aliado.

En la gastroscopia vieron una pequeña úlcera, que en mi caso particular, o era a causa de tomar ciertos medicamentos, o una infección causada por la bacteria helicobacter pylori, que «http://www.infosalus.com/mujer/noticia-helicobacter-pylori-podria-frenar-riesgo–multiple-mujeres-20150120091301.html»>curiosamente se ha relacionado con la múltiple pero que dio negativo.

Tengo una teoría, que no coincide del todo con la del neurólogo, y la de digestivo no se quiso mojar (típico). Pero cuando en Enero inicié el periodo de limpieza para el embarazo, los ardores desaparecieron misteriosamente. Sé que muchos estáis teniendo dolores de estómago con ciertos tratamientos, pero además de tomar un protector, se puede mejorar con unas pautas de alimentación muy básicas.

3 Replies to “Los ardores de estómago con el tratamiento y durante el embarazo”

  1. Ángela Ortiz says: 14/12/2015 at 11:40

    Vamos a quitarle hierro al asunto y vamos a dar un poco de humor. Por aquí (Cádiz y provincia) la gente antigua decía que si tenías ardores era porque el niño venía con mucho pelo. En vistas de lo que cuentas, te va a nacer una mini Rapunzel, jajajaj. Yo más bien achaco eso de los ardores a que el volumen de la peque es ya muy considerable y el estómago se aplasta para darle más sitio, provocando con ello que el funcionamiento del susodicho no sea el adecuado. Paciencia que ya no queda nada. ya está aquí, con o sin melenita.

  2. Nati_Madrigal_Frias@hotmail.com says: 14/12/2015 at 12:33

    Yo padecí unos ardores horribles en el embarazo y no tenía ningun tratamiento,asi que tambien me decian lo que te dice Angela,que tendría mucho pelo…pues no.
    Un abrazo fuerte y a Noa otro.

  3. @incabot1 says: 16/12/2015 at 13:31

    Pues me parece que cuando Paula tenga a Nora en brazos se va a acordar de su estómago lo que yo te diga, aunque le de punzadas y tenga un volcán en erupción dentro. Los chicos no nos quedamos embarazados pero es de cajón que en este momento Nora es un paquete gigante que comprime el estómago de su madre, se pasará cuando la nena esté fuera. A tí Lucía te digo que el tecfidera a mí me va muy bien, desde el principio no he tenido ningún problema ni dolor ni nada. Si he tenido algún ardor ha sido por comer mal, algo que hago de vez en cuando a pesar de estar a dieta a ver si reduzco mi considerable volumen. Mi neurólogo me dijo que otros pacientes también han tenido problemas pero que con el tiempo los han superado. No sé que pauta sigues para tomarlo, yo lo tomo justo antes de comenzar a comer, por lo que la comida le cae como una losa a la pastilla. A lo mejor es por eso por lo que no me molesta. En todo caso sigue la pauta que te de tu neurólogo, Yo estoy encantado, porque esto es mucho más cómodo y llevadero que la dichosa jeringa del Copaxone.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.