Loading...
Buscar

El pasado martes, durante las jornadas científicas de la escuela de enfermería de Vitoria, Gurutze (blogger de gotas de agua dulce) y yo, incidimos mucho sobre la empatía que debería mostrar el personal sanitario con los pacientes. Nos gusta llegar al hospital y que nos sonrían. Para unos es el lugar de trabajo, pero para nosotros, es el sitio en el que queremos estar el menor tiempo posible, y ya que tenemos que ir, pues intentar que nuestra estancia sea lo más agradable posible.

Cuando voy a Tysabri, hay una enfermera en el hospital, que el martes califiqué de «seta» porque suele ser un poco borde y, puse como ejemplo de cómo no hay ser con un paciente. Como se entere, quizá la próxima vez que vaya al hospital, me pinchará el doble para la vía. Pero la verdad, es que fue una mañana la mar de divertida.

enfermera

Me alegró saber que los futuros enfermeros tienen una asignatura en la que insisten sobre cómo tratar a los pacientes y me quedo con una frase de una de sus profesoras: «Para ser enfermero/a te tienen que gustar las personas y dejar tus problemas fuera«. Maravillosas palabras, espero que no las olviden. Aquí hay futuro, mucho futuro.

Pero sobre todo, una vez más, dos personas me dieron una lección. La primera Gurutze y su sonrisa, creo que es un claro ejemplo de cómo crecerse ante la adversidad. La segunda fue Mikel y su Walk On Project, la historia de unos padres que luchan contra la enfermedad de su pequeño Jon, recaudando fondos para la investigación de enfermedades neurodegenerativas. Después de las emociones vividas, ambos me contagiaron esas ganas de seguir siempre hacia delante. Y me hice una promesa a mí misma, que nunca me voy a rendir. Y he dicho NUNCA. Lo prometo.

7 Replies to “La carita sonriente de una enfermera”

  1. jacinta levit siri says: 20/03/2014 at 13:34

    Bueno Paula por buscar la parte positiva a todo, te diré que gracias a la esclerosis, esta no seria la expresión correcta porque creo que a la esclerosis no hay que agradecerle nada, estas viviendo cosas muy hermosas. Un beso.

    1. 1decada1000 says: 24/03/2014 at 13:05

      Hola Jacinta! Por una vez, concedamos a nuestra maldita compañera algo bueno, para que no se queje demasiado y esté contenta 🙂
      La verdad, es que me lo paso pipa en eventos así, disfruto un montón, y como no, lo aprovecho al máximo!
      Un besote!

  2. jose @asesoriatecnica says: 20/03/2014 at 23:48

    Muchas gracias por tus palabras Paula!
    Fue un placer escucharte y compartir contigo.
    Creo que tanto @gurutzediez como @walkonproject y por supuesto tu también, nos distéis una lección de vida, y en mi caso concreto me volvisteis a recodar de que hay que parar la moto a 300, y tal vez sea hora de disfrutar de absolutamente todo lo que me rodea cada día….
    Gracias de corazón!
    @asesoriatecnica

    Pd: en mi rinconcito he dejado unas palabras de resumen de las jornadas, por sí os apetece leer.

    1. 1decada1000 says: 24/03/2014 at 13:10

      El placer fue mío! Al final somos tres casos muy diferentes de personas que siguen hacia delante a raíz de una enfermedad, cada uno a nuestra manera pero coincidiendo en que hay que tener una actitud positiva y ver el vaso lleno entero! Ay esa moto… yo era igual y ahora disfruto mucho más de todo lo que pasa, es una buena manera de empezar a vivir de verdad!
      Espero volver a verte pronto!
      Un fuerte abrazo 🙂

  3. jagoba zarandona says: 21/03/2014 at 07:22

    Hola Paula,
    Ha sido un verdadero placer conocerte. Creo que tu actitud es inspiradora para los que estamos en el mundo de la salud desde una perspectiva profesional. No te quepa duda que seguiremos poniendo el énfasis en la competencia de relación y comunicación de las futuras enfermeras.
    Con la esperanza de que en un futuro no lejano podamos volver a encontrarnos (entre tanto te sigo en el blog 😉
    Saludos,
    Jagoba

    1. 1decada1000 says: 24/03/2014 at 13:18

      Hola Jagoba!
      El placer ha sido mío y todo un lujo que me invitaseis a vuestras jornadas. Me alegro un montón que sea así, no veas lo que ayuda que te arranquen una sonrisa en momentos delicados o de bajón. Aunque también he de decir que la gente joven suele ser así, es solo que con los años parece que se los olvida.
      Seguro que volvemos a coincidir y nos podemos poner al día 🙂
      Un fuerte abrazo!

  4. Demasiadas visitas hospitalarias | Una de cada Mil says: 06/10/2014 at 12:51

    […] que hacerlo porque es mi salud y no me queda otro remedio. Y encima, tengo que encontrarme con la enfermera seta y aguantar cada una de sus […]

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.