Loading...
Buscar

Lo admito, tengo muchos cambios de humor. Por ejemplo, una mañana estoy alegre y horas después estoy triste. Los míos venían de serie. Antes también los tenía, sólo que ahora son más profundos y difíciles de explicar, y ya ni te cuento ¡de entender!

Esas variaciones en el estado de ánimo suelen ser sin motivo aparente, sólo las siento yo: un calambre, una sensación, un querer y no poder, un recuerdo, una mala idea, … Después viene la frustración o impotencia y luego, la tristeza y la negatividad: «es que tengo que vivir con el dolor de los calambres y estoy harta«, «es que quiero hacer algo, pero estoy tan cansada que no puedo«, «es que todavía me acuerdo de cuando…«, y un largo etcétera. Y ya estoy, enfadada con el mundo.

cambiohumor

Todo este proceso, no suelo exteriorizarlo, ¿para qué?, si cuando no es por una cosa es por la otra y siempre es la misma historia. Encima, cuando dices lo mismo tantas veces, generalmente la gente te tilda de pesada y acaba por no tomarse en serio lo que dices (en » Inteligencia interpersonal» hablé sobre la empatía).

Al final siempre hay algo que me hace tirar hacia delante. Vuelvo a ese estado de alegría, simplemente con un pequeño detalle: el olor a mar, una canción, un paseo, las ganas de hacer algo, la piscina, una frase en un libro, despertarme al día siguiente, …

Aunque intento que estos cambios repentinos afecten lo menos posible a mi vida diaria, a veces simplemente me dejo llevar, voy navegando por mis pensamientos y cuando regreso, me siento distinta. Así que procuro dedicar el resto del día a buscar «ese algo«, que me haga volver a sonreír.

13 Replies to “Los cambios de humor”

  1. Carmen says: 03/07/2013 at 12:28

    Cuanta razón tienes Paula, me siento tan identificada con lo que describes….Pero está claro que el día que te sientes mejor, que los síntomas son más suaves, el estado de ánimo cambia. Pero te entiendo cuando dices «tengo que vivir siempre con estos calambres», la verdad es que desanima mucho, a veces son insoportables, y aún más, si te acuerdas de cuando estos síntomas no existían.
    Yo llevo un temporada un poco desanimada al saber que mi esclerosis por ahora no tiene tratamiento y por si era poco tengo también un quiste en la médula y se me juntan todos los síntomas, ni los médicos saben realmente que síntoma corresponden a que…. jejje los estoy volviendo locos a los neurólogos.
    Pero como somos unas campeonas, borramos todos esos pensamientos y pensamos en lo que nos hace felices. En mi caso yo tengo mucho apoyo de mi pareja y de mi hija, entonces pienso en lo afortunada que soy y vuelvo a sonreir y desaparecen los malos pensamientos, que la cabeza es muy traicionera, jajjaja
    Un besazo guapa!

    1. 1decada1000 says: 04/07/2013 at 11:00

      Hola Carmen!
      Tienes que animarte, y como bien dices, pensar en todo aquello que te hace feliz 😀
      A veces los síntomas vienen y después me arrastran a la tristeza, o al revés, estoy triste y tengo más síntomas, pero estar de bajón nunca me ha traído buenos recuerdos. Uy de mi otra vida (antes de EM), ya ni me acuerdo cómo era, en realidad, me da un bajón terrible si empiezo a recordar, así que esos momentos están guardados en el fondo de mi memoria.
      Supongo que te referirás a un tipo de EM progresiva, se están haciendo ensayos con Tysabri para estos tipos de EM, seguro que dan buenos resultados. Además hay muchos nuevos tratamientos por salir, y supongo que alguno seguirá el mismo camino de Tysabri. ¡No pierdas la esperanza! Afortunadamente, en España tenemos un buen sistema sanitario y buenos médicos, seguro que les tienes un poco despistados, pero ya verás como harán todo lo que esté en sus manos.
      Muchas gracias por tu opinión, a pensar siempre en tu hija y en tu pareja.
      Mucho ánimo y muchos besos!

      1. Carmen says: 04/07/2013 at 12:47

        Si, me refiero a EM primaria progresiva, pero la esperanza nunca la pierdo,eh!. Aunque llevo unos días de bajón soy bastante positiva, ràpido se pasará.
        Gracias como siempre por poder compartir este espacio, es un placer.
        Besos!

        1. 1decada1000 says: 05/07/2013 at 10:29

          Creo que realmente es casi imposible estar bien todos los días del año, todos los años de tu vida!!! Si Tysabri funciona para los tipos progresivos, es una bomba!
          Y yo me alegro, que compartas aquí 😉 Espero que se pase rápido, y que vuelva ese buen-rollismo a tu vida!
          Un beso!

  2. Isabel says: 03/07/2013 at 17:33

    Totalmente identificada contigo Paula.
    Un abrazo muy grande,
    Isabel

    1. 1decada1000 says: 05/07/2013 at 09:40

      Al final, muchos afectados nos parecemos más de lo que creía!
      Un besazo! 🙂

  3. María says: 03/07/2013 at 22:45

    Tenemos que buscar «ese algo» continuamente, trabajar en y para nuestra felicidad o por lo menos en contra de lo negativo, nosotros dominamos nuestros pensamientos. Mi truco para no preocuparme es ocuparme. Un saludo y gracias por saber escribir tan bien nuestra realidad.

    1. 1decada1000 says: 05/07/2013 at 10:14

      Gracias por pasarnos tu truco! Pero a mí, por lo menos, me resulta difícil controlar siempre todos mis pensamientos, pero seguiré intentándolo! 🙂
      Un besazo!

  4. Cristina says: 05/07/2013 at 08:33

    Enfadada con el mundo. Eso mismo he pensado yo muchas veces es increíble cuantas coincidencias. Y lo mejor para evitar ese estado es entretenerse. Yo estoy genial cuando cuido de mis sobria y tb de mis animales. Y ahora me propongo estudiar opos vamoooo

    1. 1decada1000 says: 05/07/2013 at 10:33

      Cada uno tenemos nuestro librillo de maestrillo. A mí me encanta salir a dar un paseo por la playa e ir escuchando uno de mis grupos favoritos, hace que vuelva de mi mundo de enfado 😉
      En 2010, las estudié y casi apruebo, pero bueno, desde entonces estoy trabajando! Mucho ánimo!
      Un besazo!

  5. Festivaleando | Una de cada Mil says: 15/07/2013 at 10:49

    […] Tampoco podía faltar mi pataleta fin de festival. La falta de información y en ocasiones, el caos que se palpa en el ambiente del festival, sumado al cansancio y algunos síntomas que me estaban dando el coñazo después de tres intensos días, hizo que estallase y la pagase con el primero que tuve a tiro. Algo que me suele pasar (leer “Los cambios de humor“). […]

  6. Alba says: 26/07/2013 at 17:07

    Hola Paula. Te escribo desde Culiacán, Sinaloa, México. Me llamo Alba, mi mamá tiene EM desde hace aproximadamente 14 años. Me he encontrado con tu blog porque acabo de iniciar un proyecto para tratar de animar un poco más a mi mamá y aprender más sobre la EM y tu blog me está sirviendo mucho. Muchas gracias por compartirnos tus experiencias y por tu fortaleza y espíritu lleno de esperanza.

    1. 1decada1000 says: 29/07/2013 at 10:13

      Holaaaa desde el otro lado del Atlántico 🙂
      Oh, que encanto! Sí, anímala que no puede estar triste, que el ánimo es importante. Además, supongo que intentarás entender lo que le pasa o como se siente, en ocasiones nos sentimos taaaan incomprendidos que por eso nos sentimos muy solos. Espero que acabes tu proyecto, ya me contarás que tal queda y si necesitas cualquier cosa aquí me tienes.
      Un besazo!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.