Loading...
Buscar

Este post se podría aplicar a muchas facetas de la vida de una persona. En mi caso, y siguiendo un poco el hilo de los actuales acontecimientos, vienen por el cambio de medicación.

Aunque ya se haya producido, lo haya pedido a gritos y este contenta por ello, eso no significa que no me hayan asaltado miles de dudas o miedos. Se resume en dejar a un viejo conocido como Rebif ( Adiós Rebif, adiós), para comenzar con algo desconocido como Tysabri.

Las dudas técnicas (por llamarlas de alguna manera), están contestadas por el neurólogo. Pero hay otras, que no: ¿y si no me funciona?, ¿y si creo anticuerpos?, ¿y si con el paso del tiempo me pone el virus JC a positivo?, ¿y si me sienta mal?, ¿y si me da alergia?, ¿y si ocurre cualquier otro inconveniente?, ¿y si …?

dudas

Podría dedicar cientos de líneas para enumerar todas las cuestiones, se parecen todas en que tienen una tendencia negativa. Son preguntas sin respuesta, y como tal, no debería ni plantearlas, pero irremediablemente lo hago.

Como vienen, se van. Salen solas, sin pensarlo o quizá por pensar demasiado, e intentar buscar una respuesta a todas ellas. Además siento que acaban haciendo más mal que bien. Unos días después de la primera infusión vinieron pisando fuerte. Me molesta preguntarme una y otra vez lo mismo, para encima, no encontrar NUNCA una respuesta. Siento que me agobio por algo que no ha pasado y que ni siquiera está a mi alcance, pero no puedo evitarlo.

Me canso de los ¿y si …?, me canso mucho.

9 Replies to “¿Y si …?”

  1. Fernando López says: 19/06/2013 at 11:28

    No te agobies, cómo bien has dicho no tienen respuesta, ayer tras cinco años con aviones, me pasan a tisabry, pues valor y al toro

    1. 1decada1000 says: 19/06/2013 at 11:51

      ¡Bienvenido al club! Ya estoy mejor, tuve unos días malos y quería reflejarlo. Me ayuda contar lo que me pasa, hace que me sienta menos sola.
      Gracias por los ánimos, se agradecen 🙂
      Un besazo!

  2. Isabel says: 19/06/2013 at 14:26

    Hola Paula, simplemente, no pienses en todo lo negativo, piensa únicamente en lo positivo. Si nuestra actitud es positiva nuestro cuerpo lo agradecerá. Creo que es la manera de ir adelante y de que todo nos vaya bien.
    Un abrazo muy grande,
    Isabel

    1. 1decada1000 says: 20/06/2013 at 07:15

      Estoy completamente de acuerdo contigo, pero hay días que se me escapa. Los primeros días de la primera infusión han sido de incertidumbre, me acuerdo la primera vez que me pinché Rebif que estuve toda la noche sin dormir por si me pasaba algo, pues esto es algo parecido. Al final que haya días que me esté encontrando mejor pesa más sobre todo lo demás. Muchas gracias por los ánimos!
      Un besazo

  3. jacinta levit siri says: 19/06/2013 at 17:06

    Esta jodida esclerosis que nos acompaña desde el primer momento de su aparición…..hace que nos comamos la cabeza ¿con que pasará? ¿que no pasará? Es inevitable pero es algo con lo que tenemos que capear. El Tysabri va a ser un cambio, bueno ya ha sido un cambio y todo va a ser positivo, palabra de Jacinta.
    Un abrazo Paula

    1. 1decada1000 says: 20/06/2013 at 07:22

      Muy inevitable, si ya de por sí soy una montaña rusa de emociones, con esclerosis múltiple… la montaña rusa, se queda corta. Estoy muy orgullosa de cómo lo estoy llevando y lo fuerte que soy (aunque tenga mis momentos de bajón). No dudo ni un momento, que Tysabri va a ser un cambio, un gran cambio. Seguro que en unos meses, los bajones de ahora me harán gracia.
      Miles de achuchones!

  4. Maite says: 19/06/2013 at 21:08

    Ayy txiki!! Yo también después de 25 años de estar ¨mas o menos bien¨¨sin tratamiento,ahh!! ahora es un cambio.Te haces muchas preguntas, y el estado de animo influye mucho en la enfermedad.Asi que a ser positiva !!y mucho animo cariño que esta partida la ganamos!!Besazos.

    1. 1decada1000 says: 20/06/2013 at 07:35

      Wow!!, has estado tanto tiempo sin medicación?? Y has estado más o menos bien?? Qué guay!!!! Me alegra conocer casos como el tuyo, porque cuando te lo cuentan es como si te lo dijeran para darte ánimos. Cuando me inyecté por primera vez Rebif, me entró un canguelo monumental, también solo llevaba seis meses de diagnóstico y bueno, eran otros tiempos. Estoy completamente de acuerdo contigo, hay que tener una buena actitud, además sólo fueron un par de días. Quería reflejarlo en el blog, para acordarme en otro momento de bajón y por si alguien más se sentía así.
      Un besazo!

  5. Una información poderosa | Una de cada Mil says: 30/06/2013 at 10:02

    […] ← ¿Y si …? Acabando el curso → […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.